martes, 22 de mayo de 2012

[Historia Propia] Primer Fic o escrito

Be Careful


Estás frente al computador, leyendo alguna novela o algún artículo de tú interés. Tus pensamientos parecen perderse con la suave melodía que surge de tus audífonos. Suave, y a la vez lo suficientemente fuerte para que no te des cuenta que ha comenzado a llover.

Tiemblas ligeramente al sentir una brisa acariciándote el cuello, frotas ahí para generar algo de calor. De pronto, crees ver una sombra por el rabillo del ojo. 
Tus músculos se tensan, pero tras unos segundos, quizás más, de lucha interna, sonríes (algo nervioso aunque no lo admitas) diciéndote que al parecer ya es hora de ir a dormir porque comienzas a alucinar. La próxima vez no tomarás tanto café (si es que hubiese próxima vez, pero tú no sabes, no sabes nada).

Sin embargo, no te mueves. Tus dedos siguen pegados al mouse, paseandote por páginas pero tus ojos no siguen los colores de la pantalla, están perdidos, buscando la silueta de alguien o algo
Un escalosfrío recorre tu cuerpo cuando finalmente lo encuentras: una sombra en la pantalla ¿Qué es?

Das un salto, escuchas los latidos de tu corazón y por primera vez te das cuenta que la música hacia tiempo que se había acabado. ¡Qué extraño! Murmuras para ti mismo, pensando que el reproductor estaba en infinito.

Para infundirte algo de valor, comienzas a quitarte los audífonos para ir a acostarte, definitivamente no más café al menos por una semana entera, porque todo era producto de tu imaginación y la combinación de la cafeína, seguramente veía doble, seguramente era su propio reflejo, seguramente...
Te detienes a mitad de camino... un susurro surge de ellos, a pesar de que alguien te grita por dentro que te alejes, pareces hipnotizado, te quedas petrificado esperando... ¿esperando qué? Y lo escuchas de nuevo, es como un susurro, una voz grave y ronca. Te dice que no temas, detrás tuyo no hay nada, eso, muy bien, da la vuelta, lentamente, no pasa nada...

Te ríes de tu propia ingenuidad cuando giras y te das cuenta que efectivamente, no hay nada: los mismos muebles, todo igual.

Ingenuo de ti que le hiciste caso a quien no conocías, jamás sabrás qué fué lo que ocurrió, demasiado tarde, demasiado.

Al día siguiente tu madre te encontrará en tu silla, con el rostro irreconocible. Gritará de terror pero tu no podrás escucharla, ¿cómo podrías? Mal pensamiento, no es porque estés muerto, es porque también se ha llevado tus oídos. Sigue intentando. Ya no importa. Ella caerá al suelo y jamás se recuperará.

¿Y tú? Sólo recordarás los últimos segundos de tu vida, el viento helado de una respiración que no es la tuya, un dolor profundo, una sombra, algo oscuro... aprovechando tu descuido, pobre de ti... no hay segundas oportunidades cuando se trata de él

fin

Notas: se me vino hoy a la mente mientras caminaba a clases. Lo ideal sería que pensarán en el protagonista como ustedes mismos =) Ciertamente me inspire luego de leer Apocalipsis, ojalá les guste.

3 comentarios:

Yudith saldaña dijo...

Hola :) soy Anaiza18 y me entro la curiosidad cuando leí tu recomendación al final del capitulo, así que decidí leer tu historia, y me gusto mucho, me encanta el suspenso con el que te atrapa y el final muy interesante e inesperado :).

Anónimo dijo...

También vengo de ff.net, parece que te gusta el suspense porque lo leo en esta y en la otra historia.
Escribes demasiado bien :) No puedo esperar a que pongas otro capítulo!!

Undine dijo...

Yudith saldaña:

Gracias por darte el tiempo de dejar un comentario ^^!! Y me encanta cuando la gente dice que el final fue inesperado!! *_*

Anónimo:

Sí, me encanta el suspenso! Ojalá le pueda imprimir ese sello a cada capítulo del fic que tengo en ff.net tb! ^_^ Muchas gracias =)

Publicar un comentario